Control Productivo de Mano de Obra. Cuando el Control de Presencia es insuficiente

Los trabajadores que se ven obligados a utilizar un Sistema para el Control de Presencia, entienden la importancia de ello y es lo que verán reflejado en sus remuneraciones. El cambio tecnológico de hace unos años consistió en pasar del Control de presencia con Tarjetas y relojes a gestionar dicho control con huellas dactilares, códigos de barras y similares. Interesante avance pero insuficiente para aquellas organizaciones de fabricación industrial, porque el control buscado estaba basado en la presencia y no en la actividad.

Sabiendo que vivimos en un mundo en el que la competitividad resulta cada vez más necesaria, el ahorro de tiempos y la optimización del trabajo de las personas, es de especial interés. Es cierto y las preguntas son simples ¿cuánto tiempo demoró una determinada labor en esta “x” fabricación? ¿Cuánto demoró la semana pasada para una similar? ¿Puedo agrupar las “x” fabricaciones similares y evaluar la media de costes? ¿Cuál está desviada y por qué? Evidentemente los resultados son de especial interés permitiendo evaluar el desempeño y sus costes reales, ajustando el verdadero coste de producción o en todo caso gestionando, dónde debe tomar decisiones.

Esto sólo se consigue si Ud. tiene la posibilidad de tener un único entorno donde esté contenida la Fabricación, sus Fases y Tareas. Cada proyecto y cada fabricación proceden de una planificación previa, de un escandallo o una estructura desagregada para actividades y materiales cuya finalidad es la fabricación. Por lo tanto, todo el esfuerzo marcha sobre un mismo sistema de gestión y éste debe estar preparado para la búsqueda del control y gestión sobre la fabricación.

“Si antes buscaba recoger tiempos de presencia, hoy es necesario evaluar el trabajo”.

Selenne ERP es un Sistema Especializado para la Fabricación Industrial. Fabricantes de Maquinaria, Calderería industrial, Estructuras y Construcciones Metálicas, Mecanizados, Metalmecánica y la Industria en general. Las empresas ya no sólo requieren respuestas estándar sino que demandan cada vez más soluciones específicas a menores costes.