La mejor manera para estar siempre informado

Los periódicos digitales vienen pisando fuerte, vienen y es para quedarse, se están abriendo paso entre los diarios físicos, porque son más cómodos y más prácticos y porque son gratuitos. Porque no hay que salir a comprarlo y porque son muy intuitivos y fáciles de utilizar, una manera de estar informado cada día. Un ejemplo es El Municipio.

Así que los periodistas acabaran siendo ciberperiodistas porque trabajan en el medio de Internet y conseguirán escribir mas y mas rápido, conseguirán más lectores y el periodismo como hoy lo conocemos desaparecerá (ya está pasando); el periodismo tal y como es hoy pasará a la historia y le dejará su lugar al periodismo digital, para que podamos ir todos con los avances tecnológicos, para que no nos quedemos sin la información adecuada, para que podamos además de estar conectados dar nuestra opinión sobre lo que estamos leyendo en los foros  en referencia a la noticia.

Para que podamos ser participes de las noticias y expresar claramente lo que opinamos de lo que estamos viendo. Para poder hablar sin pelos en la lengua.

Un periódico digital es información las 24 horas del día, actualizada y personalizada, de manera inmediata, nunca antes la información había viajado tan rápido. Además las redes sociales y las plataformas de mensajería instantánea colaboran de manera muy estrecha para poder hacer que todo esto sea posible.

Apenas ha sucedido la noticia y los internautas ya tienen conocimiento de ella. Además gracias a los teléfonos móviles con cámara, todos disponemos de las imágenes de los sucedidos casi a tiempo real. Nunca antes la información había sido tan sofisticada, tan veraz y tan practica como lo es ahora.

Muchos sienten  nostalgia por la prensa escrita, al igual que los lectores de libros: con la llegada de los libros digitales echan de menos los libros, su peso, su olor, su tacto. Pero tenemos que adaptarnos a los tiempos en los que vivimos. Estamos en la era de la tecnología y de la informática, adaptémonos a ella de buen grado para poder beneficiándonos de todas las ventajas que se nos ofrecen, seamos capaces de ir con los tiempos y con los avances.

El cambio ha sido muy rápido, apenas nos estamos acostumbrando a vivir con tanta tecnología, con tantos avances, con tantas cosas diferentes a cuando éramos más jóvenes. Las generaciones venideras ya sabrán a lo que atenerse, pero los que hemos vivido los setenta, los ochenta y los noventa, todavía miramos de reojo los teléfonos inteligentes y las aplicaciones y los portales y todo lo que tiene que ver con internet.